Desde su apertura en diciembre del 2003 el Museo de Arte del Tolima ha cumplido una función de contenedor de bienes culturales y patrimoniales al salvaguardar las tres colecciones principales que conforman su acervo y siendo depositario además de préstamos de larga duración de obras de coleccionistas privados. Este conjunto de piezas abarca un extenso periodo que va desde el arte prehispánico hasta el arte contemporáneo, e incluye artistas regionales, nacionales e internacionales.
En esta oportunidad se han hecho tres curadurías simultáneas sobre dicho acervo: “En Blanco y Negro. Tres siglos de dibujo en Colombia”, “Tres Dimensiones – materiales, formas y conceptos”, y “Extranjeros en los Acervos del Museo”.

La colección inicial del MAT, que estaba básicamente conformada por la Colección Departamental de Arte, patrimonio de la Gobernación, contenía unas pocas piezas de artistas extranjeros como Carlos Paez Vilaró, Muriel Mühein, Guillermo Wiedemann y Armando Villegas, estos últimos dos, al igual que María Tereza Negreiros, Arthur Tashko y Juan Antonio Roda desarrollaron en Colombia buena parte de su producción. Una vez conformada la Corporación MAT se comenzaron a recibir donaciones de algunos de los artistas que llegaban a exponer de diferentes partes del mundo, como el coreano Kwon Soon Ik, el norteamericano Nicholas Espereakis, el indio Antonio Puri o la Argentina Marina Curci entre otros. Por su parte la Colección Ortiz Salazar, el tercer núcleo que conforma el acervo principal, permitió tener obras del chileno Claudio Bravo, del mexicano Francisco Toledo, o del venezolano Carlos Cruz Diez. En años recientes un importante corpus gráfico de artistas internacionales vino a fortalecer las colecciones con obras de artistas destacados del siglo XX como Joan Miró, Salvador Dalí, Andy Warhol, Christo and Jeanne-Claude, Antoni Tàpies entre otros. Al que se han sumado prestamos de larga duración que han permitido agregar a esa destacada lista obra de pintores cubanos contemporáneos y de artistas tan destacados como el húngaro Tibur Csernus a quien exhibimos por primera vez.

Buena parte de los movimientos artísticos del siglo XX se encuentran representados en este acervo, como el Surrealismo, el Pop Art, el arte cinético, la abstracción lírica y la Geométrica, la nueva figuración, el hiperrealismo y el arte conceptual, en técnicas muy variadas que además de las tradicionales incluyen nuevos medios, instalaciones, fotografía y arte digital, ayudando a cumplir con el sentido pedagógico y de estímulo a los talentos locales que hace parte de los objetivos de la institución. Teniendo en cuenta esos puntos hemos hecho una curaduría de criterios amplios, desde el registro fotográfico de una instalación de gotas de agua sobre una telaraña realizada por el ecuatoriano Oscar Santillán, a la pintura de los Orishas de la cubana Saskia Verger, pasando por el arte óptico de la Fisicromía del venezolano Carlos Cruz Díez o de Yanel Sánchez, la abstracción surreal de Joan Miró, la figuración del húngaro Tibor Csernus o la instalación del uruguayo Pedro Tyler. Trabajos que dialogan en la sala mostrando la gran diversidad de las manifestaciones plásticas bidimensionales con autores de lugares muy distantes entre sí y que reflejan los criterios amplios e incluyentes que ha tenido el Museo desde sus orígenes.

Artistas participantes en la muestra: Nam June Paik, Joan Miró,Claudio Bravo, Saskia Verger, Christo Vladimirov Javacheff / Jean Claude, Kwon Soon Ik, Tibor Csernus,  Nicholas Sperakis, Oscar Santillán, Aliosha Aracil Bullón, Carlos Páez Vilaró, Marielle Muheim, Guillermo Wiedemann, Francisco Toledo, Pedro Tyler, Yanel Sánchez, Antonio Puri, Carlos Quintana, Carlos Cruz Diez, Arthur Tashko y Antoni Tápies

Curaduría: Darío Ortiz, Luis Fernando Bautista y Cristhian Moreno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *