Last Updated on 5 julio, 2022 by mimuseo

Lugar: Museo de Arte del Tolima

Fecha: Del 1 de junio al 04 de julio del 2022

Museografía: Luis Fernando Bautista y Cristhian Moreno

Tejer, coser y bordar son actos poderosos y hasta revolucionarios que han permanecido subvalorados en lo que se ha definido como acciones inofensivas y menores, aunque están muy lejos de serlo. Por eso la historia –escrita y dirigida por los hombres desde la antigüedad- le ha otorgado esas labores a la mujer, creyendo que en el solitario y paciente acto del tejido podía mantenerla ocupada, estática y hablando consigo misma. El tejido se convirtió entonces en una forma de control escondida tras la invención del atributo femenino de la virtud y la paciencia. Así, la moda terminó modelando la conducta, el carácter y el cuerpo femenino hasta nuestros días. Sin embargo, grandes de los avances sociales en los últimos tiempos provienen precisamente de los levantamientos y huelgas con que pioneras revolucionarias y mujeres trabajadoras del ámbito textil exigieron sus derechos de igualdad. 

Por eso Deshaciendo patrones es el nombre perfecto para la serie de pinturas de Carolina Convers con las que busca cuestionar la historia, porque en la sencillez de esas dos palabras se esconden varios significados profundos: puede leerse como la ruptura frente a las tradiciones, pero además puede entenderse como el acto de descoser los tejidos de una prenda. En ambos casos la palabra patrón –que tiene su origen etimológico y parentesco con la palabra padre– alude a algo que es norma y debe permanecer inalterable. El padre, el patrón y lo patriarcal son elementos incuestionables arraigados profundamente a las tradiciones familiares, religiosas y culturales en que se nos ha formado. Por eso, la obra de Convers ha sido desde sus inicios un análisis del rol de la mujer en la sociedad, pero al tiempo es un ejercicio de introspección, autorreflexión y cuestionamiento frente a sus propias vivencias. 

La artista acude a la historia del arte -la misma que ha sido escrita y protagonizada por los hombres- y disecciona aquellas imágenes en las que la mirada masculina define a la mujer y el acto del tejido como una conducta aleccionadora y moral. Sus modelos son las hilanderas y las encajeras de Velázquez, Vermeer y otros grandes pintores que han dedicado sus obras a retratar aquello que consideraban la virtud femenina, que no era otra cosa que la sumisión y obediencia de la consagración al hogar donde, de hecho, todas las modelos aparecen siempre en el interior de un recinto como sometidas al encierro. Al tomar esas mujeres Deshaciendo patrones reescribe la historia del arte poniéndola en escrutinio.

Por eso, aunque la pintura de Convers siempre ha tenido como protagonista a la mujer vista desde la moda, la historia del arte o el álbum familiar, esta serie de obras es la que la llevan más decididamente a formular una crítica feminista a los roles adjudicados por la sociedad patriarcal en que ella ha vivido y se ha formado. La pintura se convierte en un ejercicio autorreflexivo que le permite deshacer sus propios patrones de pensamiento y conducta. Reminiscencias de su abuela modista y costurera están siempre presentes en los patrones abstractos de los cortes de ropa que superpone frente a las mujeres que retrata. Aunque estos extraños elementos han hecho parte de su obra desde sus inicios solo con el tiempo logró comprender a través de su propia pintura que eran una referencia a su abuela, y de hecho fueron esas formas geométricas las que la llevaron a comprender que incluso en su familia, a pesar de estar profundamente arraigadas las tradiciones patriarcales que definían a los géneros las labores a desempeñar, era la imponente abuela el pilar fundamental de su hogar. De esta forma, para Convers el vínculo entre el tejido y lo femenino se convirtió en algo completamente inverso a la mirada condescendiente con que la tradición patriarcal nos enseñó a mirarlo. En su obra deja de ser un acto pasivo e incluso nos abre la puerta a pensarlo de una forma más profunda, en la misma sintonía que la escritora Virginia Postrel en El tejido de la civilización nos recuerda que sin el hilo y la aguja se borran grandes adelantos de la historia como la navegación, la química, la Revolución Industrial, la Ruta de la Seda, los códigos binarios, y por supuesto uno que nos atañe conquistar, alcanzar una sociedad igualitaria. 

Deshaciendo patrones deja en el aire la pregunta ¿para cuantos más el modelo de la mujer costurera realmente representa el pilar familiar que desplaza a la figura paternal o patriarcal? Al recordar la poderosa figura de su abuela modista Convers subvierte la idea de las hilanderas y las encajeras, que pasan de disminuidos e inofensivos personajes a la vista de los artistas europeos a monumentales mujeres en grandes formatos verticales en sus pinturas. No solo su enfoque conceptual sino sus procedimientos se distancian de los modelos de los maestros del pasado. “No pretendo ser mujer y pintar como hombre” decía la artista en una entrevista en 2009, y esa férrea decisión la lleva a subvertir el tema y la materia pictórica en un estilo muy personal y original que ha venido desarrollando a lo largo de su carrera. Sobre sus figuras femeninas, los patrones abstractos de Convers se superponen como planos proyectados a la tridimensionalidad gracias a una técnica que ha elaborado en su constante experimentación con pigmentos y resinas, lo que le permite crear una vibrante sensación de profundidad que se potencia con sus coloridos fondos, especialmente los dorados. De esta forma las mujeres y sus tejidos desbordan la pintura como si quisieran escapar al exterior, porque, por el contrario de las modelos de esos grandes maestros que están condenadas a la reclusión, la quietud, la estabilidad y la casa, las de Convers se proyectan al tiempo actual y al dominio del mundo exterior. 

Christian Padilla/  Curador e Historiador de Arte

Sobre la artista: Carolina Convers (Barrancabermeja 1973)  con más de 20 años de trayectoria, quien ha participado en exposiciones individuales y colectivas en Colombia, Italia, México y Estados Unidos; nos trae su nueva exposición Deshaciendo Patrones, una serie que nos muestra   desde sus inicios un análisis del rol reprimido de la mujer en la sociedad, reescribiendo patrones propios como mujer, incluidas sus propias vivencias familiares, dándole su valor en esta nueva sociedad y al mismo tiempo invitándonos a un ejercicio de introspección, autorreflexión y cuestionamiento frente a las propias vivencias.

Entrevista del MAT a Carolina Convers

https://bit.ly/3nySEVk

Contenido Relacionado

Nota Periódico Nuevo Día https://bit.ly/3Oy2uSQ

Caracol Radio https://bit.ly/39KoZW4

LAUD 90.4 fm https://www.youtube.com/watch?v=wwtnf5zZ3f4

HJCK https://bit.ly/3tWJvK2

Noticias por el Mundo https://bit.ly/3n9IPgq

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.