0 $

En el 27° Salón Tolimense de Fotografía, encontrarán una selección de imágenes que han sido galardonadas en versiones anteriores del salón. La temática de esta exhibición es el cuerpo humano, que históricamente ha sido parte fundamental en el trabajo de los artistas. Aquí el lente, logra mostrar y transmitir diversas perspectivas y emociones.

Fotografías de Mauricio Arana, Álvaro Fajardo Castilla, Reinel llanos, Andrés Perea Cadavid, William Ramírez Castro, Jader Rivera Monje, Sebastián Ritoré, Nancy Rubio, Diana Carolina Sandoval, Javier Sandoval y Otto Trujillo Melo, conforman esta importante versión. 

 27 Salón Tolimense de Fotografía

Desde Niepce Daguerre a la fecha, la fotografía sigue siendo mágica, analógica o digitalmente, se pueden fotografiar miles de imágenes que en fracciones de segundos, capturar ese instante único  e irrepetible, siendo el resultado de ese momento tan especial  que solo lo vive el fotógrafo con su cámara, porque solamente,  quien toma la fotografía, escudriña dentro de esa imagen ,”su imagen” que solo se logra en un instante donde en esa conexión tan íntima se  siente, se percibe, cómo lo decía Henri Cartier-Bresson el “instante decisivo “ buscando siempre ese momento único que nos lleva por  diferentes historias.

A través de la fotografía se siente todo lo que desde el interior de esa imagen aflora con fuerza y con pasión hacia el mundo vivencial del fotógrafo y todos los espectadores que tengan contacto con ella, con esa fotografía que siempre será especial e insuperable de ese breve instante.

Imágenes inmersas en medio de la luz, esa maravillosa luz, fuente inagotable que las baña y acaricia, están ahí, esperando perdurar en el tiempo y el espacio a través de una fotografía.

Como el cuerpo humano el cual ha sido, es y seguirá siendo un referente histórico de sensualidad, belleza, contemplación, pasión, disfrute, agresión, desde la pintura hasta la aparición de la fotografía en el siglo XIX, y ,como desde lo análogo a lo digital, desde el color al blanco y negro sigue siendo una fuente de inspiración para el artista a través del lente y de la luz poder escrudiñar de una manera a veces sutil, atrevida,  maternal, violenta, guerrea en lo que quiere transmitir en las fotografías de esos cuerpos en solitario o agrupados que expresan e integran los sentimientos del  fotógrafo y su modelo.

A veces consiente de la presencia del ojo que lo escudriña o ajeno a este voyerismo intencional que busca apropiarse de todos los sentimiento y formas que de una manera inconsciente transmite una fusión de su alma, su espíritu y su cuerpo.

 

María Margareth Bonilla Morales

Directora Museo de Arte del Tolima

Fundadora del Salón Tolimense de Fotografía.

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *